Por qué no funciona el efecto Pigmalion

¿Por qué el efecto Pigmalión – Rosenthal no es predictivo al 100%?

 

El mito cuenta que Pigmalión, esculpió una escultura tan bella que se enamoró profundamente de ella y por ello Afrodita diosa del amor dio vida a la estatua.

 

Este símil se emplea con frecuencia para describir aquellas situaciones cotidianas denominadas «profecías autocumplidas», en el sentido de que; así interpretemos un hecho de la realidad así será nuestra respuesta o predisposición, lo cual condicionará «indefectiblemente» el resultado final.

 

En nuestra opinión, si bien es cierto que las personas interpretan constantemente la realidad, y actúan en base a ello lo cual condiciona el resultado (demostrado científicamente de manera consistente), no hay que confundir que la mente humana trabaja con representaciones de la realidad «no con la realidad misma».

 

Esto explica las distintas interpretaciones que se realizan sobre un mismo hecho por distintos individuos.

 

Concluimos por tanto, que lo verdaderamente potente de esta filosofía predictiva no es tanto nuestro optimismo o pesimismo sobre un determinado hecho o cosa, si no más bien en nuestra habilidad para determinar de manera consciente y lo más objetivamente posible la verdaderas oportunidades que tenemos ante un «reto».

 

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>