ūüĒé Ayuda con tr√°mites … Capacitaci√≥n Desarrollo personal y deportivo: clave para el √©xito en el deporte de infantil

Desarrollo personal y deportivo: clave para el éxito en el deporte de infantil

Desarrollo personal y deportivo: clave para el éxito en el deporte de infantil post thumbnail image

 

He sido manager de un equipo desde pre-benjamines hasta niños hasta juveniles todas las categorías de baloncesto, considero que la opción de buscar el desarrollo personal y deportivo de los jugadores generará mayores beneficios a largo plazo para los chicos, en comparación con la opción de buscar resultados para que el club ascienda de categoría.

 

Si bien los resultados y las victorias pueden ser motivantes a corto plazo, centrarse únicamente en ellos puede tener consecuencias negativas en el desarrollo integral de los niños:

 

Desventajas de enfocarse solo en resultados

Desventajas de enfocarse solo en resultados: deporte y vida en general

 

Nuestra sociedad equipara el éxito a los resultados. Pero según mi experiencia y opinión personal cuando hablamos de formar a deportistas y futuras personas, opino que:

 

  • Una presión excesiva es negativa: la búsqueda constante de victorias puede generar un ambiente de presión excesiva para los niños, lo que puede afectar negativamente su autoestima, motivación y disfrute del juego.

 

  • Exclusión de jugadores: se puede priorizar a los jugadores más talentosos, dejando de lado a aquellos que necesitan más desarrollo y tiempo de juego.

 

  • Falta de aprendizaje: se limita la oportunidad de aprender de los errores y enfocarse en mejorar habilidades individuales y de equipo.

 

  • Énfasis en lo individual: se descuida el trabajo en equipo, la colaboración y el compañerismo, valores fundamentales en el baloncesto y en la vida.

 

Beneficios de enfocarse en el desarrollo personal y deportivo

Beneficios de enfocarse en el desarrollo personal y deportivo:

 

  • Ambiente positivo: Se crea un ambiente de aprendizaje y apoyo donde los niños se sienten seguros para explorar sus habilidades, cometer errores y aprender de ellos.

 

  • Inclusión y desarrollo: Todos los jugadores tienen la oportunidad de participar, mejorar sus habilidades y contribuir al equipo según sus capacidades.

 

  • Aprendizaje continuo: Se fomenta el aprendizaje constante a través de la práctica, la retroalimentación y el análisis de los partidos.

 

  • Valores y trabajo en equipo: Se inculcan valores como el respeto, la responsabilidad, la cooperación y el trabajo en equipo, esenciales para el éxito tanto dentro como fuera de la cancha.

 

  • Mayor disfrute: Los niños disfrutan más del juego cuando se sienten valorados, apoyados y parte de un equipo.

 

Enfocarse en el desarrollo personal y deportivo no significa que los resultados no sean importantes. Con el tiempo, un equipo que se centra en el crecimiento de sus jugadores estará mejor preparado para alcanzar el éxito de manera sostenible y con una base sólida de valores y habilidades.

 

Además de las ventajas mencionadas, cabe destacar que el desarrollo personal y deportivo de los jugadores va más allá del baloncesto. Las habilidades y valores aprendidos en la cancha pueden ser aplicados en otros aspectos de su vida, como la escuela, las relaciones interpersonales y su futuro profesional.

 

Invertir en el desarrollo personal y deportivo de los niños genera beneficios a largo plazo que van más allá de las victorias en la cancha, preparándolos para ser mejores personas y deportistas completos.

 

Como manager de un equipo de niños de todas las categorías de baloncesto, considero que la opción b) Buscando el desarrollo personal y deportivo de los jugadores generaría mayores beneficios a largo plazo para los chicos, en comparación con la opción a) Buscando resultados.

Si bien los resultados y las victorias pueden ser motivantes a corto plazo, centrarse únicamente en ellos puede tener consecuencias negativas en el desarrollo integral de los niños:

 

Desventajas de enfocarse solo en resultados:

 

  • Presión excesiva: La búsqueda constante de victorias puede generar un ambiente de presión excesiva para los niños, lo que puede afectar negativamente su autoestima, motivación y disfrute del juego.

 

  • Exclusión de jugadores: Se puede priorizar a los jugadores más talentosos, dejando de lado a aquellos que necesitan más desarrollo y tiempo de juego.

 

  • Falta de aprendizaje: Se limita la oportunidad de aprender de los errores y enfocarse en mejorar habilidades individuales y de equipo.

 

  • Énfasis en lo individual, ya que se descuida el trabajo en equipo, la colaboración y el compañerismo, valores fundamentales en el baloncesto y en la vida.

 

Beneficios de enfocarse en el desarrollo personal y deportivo:

 

  • Ambiente positivo: ya que se crea un ambiente de aprendizaje y apoyo donde los niños se sienten seguros para explorar sus habilidades, cometer errores y aprender de ellos.

 

  • Inclusión y desarrollo: todos los jugadores y jugadoras tienen la oportunidad de participar, mejorar sus habilidades y contribuir al equipo según sus capacidades.

 

  • Aprendizaje continuo: Se fomenta el aprendizaje constante a través de la práctica, la retroalimentación y el análisis de los partidos.

 

  • Valores y trabajo en equipo: Se inculcan valores como el respeto, la responsabilidad, la cooperación y el trabajo en equipo, esenciales para el éxito tanto dentro como fuera de la cancha.

 

  • Mayor disfrute: Los niños disfrutan más del juego cuando se sienten valorados, apoyados y parte de un equipo.

 

Enfocarse en el desarrollo personal y deportivo no significa que los resultados no sean importantes. Con el tiempo, un equipo que se centra en el crecimiento de sus jugadores estará mejor preparado para alcanzar el éxito de manera sostenible y con una base sólida de valores y habilidades.

 

Además de las ventajas mencionadas, cabe destacar que el desarrollo personal y deportivo de los jugadores va más allá del baloncesto. Las habilidades y valores aprendidos en la cancha pueden ser aplicados en otros aspectos de su vida, como la escuela, las relaciones interpersonales y su futuro profesional.

 

En resumen, invertir en el desarrollo personal y deportivo de los niños genera beneficios a largo plazo que van más allá de las victorias en la cancha, preparándolos para ser mejores personas y deportistas completos.

 

«Busquemos como adultos un enfoque a largo plazo para el bienestar y el crecimiento de los jugadores.»

 

P.D.:

«Prefiero no dar mi nombre, si consigo aportar alguna idea para reflexionar a padres y entrenadores ya sería un éxito para mi.» A.J.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *