La negación del antecedente

No te dejes engañar! Descubre la falacia de la negación del antecedente y domina el arte de la lógica.

 

La negación del antecedente es una falacia lógica que se produce cuando se niega la premisa de una oración condicional y se concluye erróneamente que la consecuencia también es falsa.

 

Imagina la siguiente frase:

 

Si llueve, el suelo se moja.

En este caso, la premisa es «llueve» y la consecuencia es «el suelo se moja».

La falacia de la negación del antecedente ocurriría si alguien dijera:

 

No está lloviendo, por lo tanto el suelo no está mojado.

 

Esta afirmación es incorrecta porque, aunque no esté lloviendo, el suelo podría estar mojado por otras razones, como por ejemplo, porque ha llovido recientemente o porque hay una tubería rota.

 

Es importante recordar que una oración condicional solo significa que la consecuencia es verdadera si la premisa también es verdadera. La negación de la premisa no nos dice nada sobre la verdad o falsedad de la consecuencia.

 

Aquí te dejo algunos ejemplos más de la falacia de la negación del antecedente:

  • Si estudio mucho, aprobaré el examen. No he estudiado mucho, por lo tanto no aprobaré el examen.
  • Si tomo este medicamento, me sentiré mejor. No me siento mejor, por lo tanto no he tomado el medicamento.
  • Si el avión llega a tiempo, cogeré el siguiente autobús. El avión no ha llegado a tiempo, por lo tanto no he cogido el siguiente autobús.

 

Como puedes ver, en todos estos casos se niega la premisa de la oración condicional, pero se llega a una conclusión errónea sobre la consecuencia.

 

Espero que esta explicación te haya sido útil. Si tienes alguna otra pregunta, no dudes en comentar …

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>